Entrevista a Matías Araoz a.k.a. Arte & Robo

Matías Araoz (30) nació en Buenos Aires, estudió diseño gráfico en la UBA y hace un año vive en Rosario donde trabaja como tatuador. Bajo el seudónimo “Arte & Robo”, hace ilustraciones, pinta, edita fanzines, organiza muestras, tiene una línea de ropa y escribe en su blog. En esta entrevista, nos cuenta acerca de sus proyectos, ethos y de todas las cosas que lo mantienen despierto.

¿Qué es “Arte y Robo” y por qué ese elegiste ese nombre?

A&R es el nombre con el que decidí englobar todas las cosas que hago, desde editar un fanzine a diseñar una bombacha. Me gusta la idea del robo, comparto eso de que nada se inventa de cero, siempre hay una referencia previa, una asimilación de algo sumado a la experiencia y esfuerzo personal. Aparte me resultaba divertido conjugar el “arte” y el “robo” en una misma frase, no me gusta para nada la seriedad que a veces se da en “el mundo del arte”.


Sos diseñador, ilustrador, hacés tatuajes, editás fanzines, tenés un blog… ¿cómo dividís tu tiempo entre tantos proyectos e intereses? ¿Tenés un trabajo “formal” además?

Felizmente, mi único trabajo actual es tatuar en un estudio acá en Rosario. Generalmente duermo poco y trato de sacarle el mayor provecho al día posible, no soporto estar al pedo sin ningún proyecto. Cuando estaba haciendo la transición de diseñador a tatuador era más difícil porque volvía a mi casa después de trabajar nueve horas y me quedaba dibujando toda la noche, todos los días.

Actualmente puedo dedicarme a algo una semana, la siguiente subo algo al blog, la otra armo algo de ropa nueva… Soy consciente de mis limitaciones y aprendí que si me exijo demasiado no llego a buenos resultados y me termino frustrando. Por eso trato de no volverme loco haciendo muchas cosas a la vez, aunque en este momento esté con tres cosas pendientes y sin contar pintar para mí, que es lo que más me gusta.


En tus ilustraciones también parece haber bastante influencia estilística del tatuaje tradicional… ¿cómo se relacionan tu arte con el tatuaje? ¿La ilustración es un trabajo previo / complementario para ser buen tatuador o las tomás como dos cosas independientes?

A mí me parece súper importante dibujar en papel siendo tatuador porque es donde puedo probar cosas y desarrollar mi estilo, probar posiciones, combinaciones de colores, etc. Igualmente no lo veo como una obligación, es algo que hice toda la vida. Pero depende de qué tipo de tatuador quiera ser cada uno. Se puede no dibujar y ser un excelente tatuador, ambos caminos me parecen válidos y respetables, salvo copiar exactamente el tatuaje de otra persona.

En cuanto a la relación, el tatuaje tradicional norteamericano me cae perfecto porque es lo más cercano a dibujar como lo hacía de chico: figuras con un contorno delineado fuerte, color adentro, alguna sombrita… es como cuando dibujaba superhéroes, me remite a la infancia y lo hace divertido, y me queda súper cómodo como base para lo que me gusta hacer.


¿Cómo se aprende a tatuar? ¿Estudiás con alguien o es algo que se aprende de forma autodidacta?

El tatuaje se mantiene con el sistema aprendiz-maestro, no hay escuelas buenas, las que hay son una truchada total. Lo usual es convencer a alguien que te enseñe, entrar a un estudio de aprendiz, hacerse de abajo e ir consiguiendo las primeras víctimas. Lo más importante aparte de todo eso me parece que hay que tener la humildad y la paciencia al 100% y borrar todo rastro de ego. Recomiendo eso para todos los aspectos de la vida.


¿Cuáles otras son tus influencias?

Me gustan mucho los ilustradores de principio del siglo XIX, previos al art noveau, los primeros en “europeizar” los grabados japoneses e ilustrar “las mil y una noches”, por ejemplo. Me gustan muchos estilos diferentes, trato de absorber lo más posible de todos lados. Actualmente estoy mirando muchas ilustraciones indias antiguas que tienen un trabajo de tramas y líneas increíble. También en una casa de libros usados acabo de conseguir un libro sobre art deco muy interesante. Leo comics, libros, pelis no mucho porque no tengo el hábito, además miro muchos blogs de libros antiguos, ilustración, moda, de todo.

En los últimos años editaste unos cuantos fanzines, tanto de trabajos propios y como de otros artistas. ¿Qué te lleva a editar fanzines hoy en día que armar un sitio en internet parecería ser el camino más fácil?

Es 100% un capricho personal lo de querer editar un fanzine tangible, real, en papel, aunque eso signifique llegar a muchísimas menos personas, no me importa. Se puede ver algo de cada fanzine en mi sitio, pero no todo. Siempre uno de mis proyectos/sueños fue poder editar libros y lo más cercano acorde a mis posibilidades en este momento es sacar fanzines, donde los costos no me matan, puedo armarlos yo, hacer las copias que quiero y controlar todo. Me sienta cómodo hacerlos y me pone contento, así que cartón lleno. Además hoy no podría manejar una editorial “seria” y que funcione como me gustaría, no tengo el tiempo suficiente ni la plata. También creo testarudamente que no es lo mismo leer o apreciar algo en una computadora, a hacerlo en un libro (o fanzine). La experiencia no es la misma, ni los tiempos ni la atención que uno presta.


¿Qué diseñadores o ilustradores argentinos admirás?

Diseñadores te la debo, no tengo idea de lo que está pasando a nivel diseño. Ilustradores actuales me gustan Juan Manuel Sancho (alias Piranha), Agustín Croxatto, Luis Scafatti, Lucas Varela, Carlos Nine, Santiago Caruso.


¿En qué estás trabajando? ¿Proyectos para el futuro?

Tengo un taco de xilografía para terminar hace un par de semanas, hay un diseño de remera nuevo también para terminar y mandar a hacer, una línea de indumentaria que estoy armando en conjunto con una pareja amiga que hacen calzado. Eso es como lo más importante en este momento: seguir aprendiendo a dibujar y tatuar, disfrutar de mi familia que me hace feliz, y pasear a mi perro.

¿Algo más que nos quieras contar?

Le pido a todo el mundo que por favor se desvivan por hacer lo que aman y no se queden jamás con la duda “uy y si hago tal cosa?”. Fracasé mil veces en mil cosas, pero no me arrepiento de nada y todas esas experiencias me trajeron otras más mucho más satisfactorias. Al final del día piensen si vivieron para ustedes y sus deseos, o si vivieron para los de otra persona (o peor, los de una empresa), porque hasta donde yo sé, no hay otra vida ni momento que este.

Galería de imágenes:

Más sobre Matías Araoz y Arte & Robo en su sitio web, flickr y blog.

Esta entrada fue publicada en Ilustración y etiquetada como , , . Trackbacks están cerrados, pero puede publicar un comentario.

Comentar:

Publicar un Comentario

Debes iniciar una sesión para escribir un comentario.

Newsletter

Subscribite y recibí un resumen semanal con lo mejor de DD.AA.