Historia de la “Silla W” de César Janello

Desarrollada por el arquitecto y diseñador César Janello (1918-1985) entre 1944 y 1951, la “Silla W” es hoy sin dudas un ícono del diseño moderno argentino. A continuación, reproducimos algunos fragmentos “Silla W: identidad de un clásico”, una investigación de Wustavo Quiroga quien relata su proceso de creación y mutación desde aquella primera versión hecha con materiales de la obra de la mítica Casa del Puente de Amancio Williams hasta nuestros días.



En los años cuarenta la Argentina se proveía casi en su totalidad de productos extranjeros. Con la creciente industria de posguerra, surgieron diseños de arquitectos y artistas vinculados a la producción de mobiliario y objetos, materializados en forma artesanal y semi-artesanal. La silla de estructura de hierro y soportes de madera que el arquitecto César Jannello proyecta en ese entonces, se convertiría en una pieza en proceso influída por los principales referentes del movimiento moderno, concluyendo en un ícono del diseño local e internacional.

En 1944, Jannello viaja a la ciudad de Mar del Plata junto a Colette Boccara, su mujer y compañera de proyectos, donde visitan la construcción de la Casa del Puente, obra del arquitecto Amancio Williams. Allí realiza, con materiales de esa obra, su primera silla con estructura de hierro, inspirada en el diseño BKF, con respaldo y asiento de madera con formas geométricas puras.

Posteriormente, conoce en Mendoza al carpintero francés Talvá y proyecta la silla de tres patas y respaldo móvil, que será luego sustituida por cuatro apoyos recubiertos de goma entelada para lograr una mejor estabilidad.

Archivo Jannello1. MEC. Fundación del Interior, Mendoza, Argentina.

La silla de cuatro patas obtiene lineamientos más escultóricos y funcionales: aprovecha al máximo las propiedades de la elasticidad del hierro para sujetar el asiento y el respaldo, le da movimiento, y permite fácilmente desmontar sus partes sin utilizar tornillos. Los primera producción fue para uso personal o amigos intelectuales que apreciaban su claridad y simpleza constructiva.

En 1947 por sugerencia de su editor francés André Bloc, Janello toma contacto en París con el decorador Raoul Guys, quien comienza a producir las sillas para su catálogo style AA. Amancio Williams por su parte, supervisa la producción en Francia para conservar el diseño original. En ese momento se plantea la posibilidad de remplazar la madera por materiales plásticos, aunque es inviable por su alto costo de matricería.

En 1948 Jannello es invitado por su amigo Tomás Maldonado, a formar parte del Salón Nuevas Realidades: arte abstracto, concreto, no figurativo, que realiza en Galería Van Riel, donde expone su silla.

«Quise poner arte en objetos utilitarios de la vida cotidiana, confundir arte y objeto artesanal, debía hacer coincidir lo bueno, lo bello y lo útil, sin que haya ninguna concesión entre estos aspectos, influenciado por las bases del funcionalismo. Entendía el arte como un quehacer, como un servicio instrumental para algo».

Esta será la primera vez en Argentina que se manifiesta en una exposición el vínculo entre arte concreto y diseño. Desde 1949, cuando Maldonado crea en Argentina el IPC (Instituto Progresista para la Cultura), se encarga de comercializar las sillas entre conocidos, proponiéndole un modo sistemático de industrialización y producción.

Al año siguiente, por su comodidad en uso prolongado ideal para oficinas, Maldonado utiliza una de las sillas en un stand ubicado en las Galerías Pacífico de Buenos Aires, utilizado para promocionar una máquina de escribir. Ese mismo año se ofrece a pedido, en madera, tapizada o en color, con estructura de acero mate o terminación negra.

Tomás Maldonado, «Itinerario de un intelectual técnico». Edición 2007.

En 1951 su amigo, el arquitecto Gerardo Clusellas, le aconseja a Jannello realizar ajustes ergonómicos: una doble curvatura en asiento, para lo que propone utilizar madera laminada y bajar la altura de respaldo; modificación que en el tiempo, Janello acompaña con una pequeña reducción de tamaño en la dimensión vertical.

Foto: Archivo Jannello. MEC. Fundación del Interior, Mendoza, Argentina.

En 1951, para promocionar la silla, publican en la revista Nueva Visión Nº 1 denominándo a la “silla Janello”; aunque desde 1953 será llamada W, por su estructura. En 1955 reaparece en Nueva Visión Nº 6 en el interior de uno de los dormitorios de la Casa Curuchet, por recomendación de Amancio Williams al dueño.

Revista Nueva Visión. Buenos Aires, Argentina, 1955.

Jannello germinó diferentes prototipos durante el estudio formal: con el soporte de hierro que termina debajo del asiento, a la inversa del modelo más conocido; con estructuras virtuosas donde aparece como resultado un respaldo móvil; con apoyos en tela tensada, la doble W y un respaldo calzado a la estructura simplificando su producción.

Archivo Jannello. MEC. Fundación del Interior, Mendoza, Argentina.

En 1956, el mismo año en que realiza intentos para producir su silla en EE.UU., termina su etapa en Mendoza y regresa a Buenos Aires luego de desempeñarse como directivo en la Escuela de Cerámica de la Universidad Nacional de Cuyo, consagrarse como arquitecto tras la realización de viviendas familiares en Cuyo y el encuentro industrial Feria de América, y concluir la relación con Boccara. En su nueva etapa, Jannello investiga y dicta clases en la Universidad de La Plata y la Universidad de Buenos Aires. Tiempo después retoma el diseño con un nuevo enfoque: «Hacer consciente y exento de ser un mero reflejo de los postulados técnico-morfológicos originados en el movimiento moderno».

Con el pasar del tiempo, sus diseños se han convertido en objetos de culto en colecciones y muestras, e inspirado nuevos mobiliarios. Actualmente, la silla W se reedita en colores y diversos laminados bajo la firma Janello Editora, dirigida por su nieta, María Jannello, y la comercialización en la tienda del MALBA, espacio que propicia la revalorización del legado moderno.

Jannello Editora, Buenos Aires, Argentina

* Texto por Wustavo Quiroga, republicado en DD.AA. con la autorización de su autor. Investigación de Museo en Construcción / Fundación del Interior. Publicado originalmente por MALBA para la reedición de la Silla W por parte de Janello Editora.

Esta entrada fue publicada en Arquitectura & Interiores y etiquetada como , , , , , . Trackbacks están cerrados, pero puede publicar un comentario.

Comentar:

Publicar un Comentario

Debes iniciar una sesión para escribir un comentario.

Newsletter

Subscribite y recibí un resumen semanal con lo mejor de DD.AA.